La Senda de los Suspiros. Desde la puerta de San Andrés al Alcázar

¿Sabes el origen del nombre de este camino: “La Senda de los Suspiros”?

Te lo contamos… La puerta de San Andrés comunicaba el antiguo barrio judío con lo que fue su cementerio, situado en la colina opuesta.

Tras la firma del decreto de expulsión por lor Reyes Católicos en marzo de 1942, numerosos vecinos del barrio abandonaron sus casas y se refugiaron junto a sus antepasados en aquel lugar.

Este camino que va desde la bajada de la Hontanilla, inmediatamente a la derecha tras cruzar la puerta de San Andrés nos lleva bordeando el pie de la muralla hasta el acceso al Alcázar. La visión del lugar que ocupó la necrópolis hebrea nos hará recordar los días de profunda aflicción en aquellas gentes que debieron abandonar el que durante siglos había sido su hogar.

Finalizando el recorrido, después de unos 600 metros, se encuentra el Alcázar, principio y fin del recinto amurallado.